Ashtanga Yoga

El Ashtanga Yoga es un método de yoga milenario cuyo fin es alcanzar un estado de paz mental en el que seamos capaces de distinguir con claridad el alma, lo que de verdad eres, de todo lo material y vivir así una vida lo más auténtica posible.

Ashtau (ocho) – Anga (ramas) hace referencia a los 8 pasos que marca este método para poder alcanzar ese estado de paz mental. Uno de esos pasos, el nº 3, es Asana (postura). Asana es la parte física de este sistema y la puerta de entrada al Ashtanga. Sin embargo es importante no confundir esta parte con el todo. El Yoga es mucho más que una serie de posturas. Sin Yamas y Niyamas no hay Yoga, el sistema no funciona. Los Yamas (paso nº 1) y Niyamas (paso nº 2), sin los cuales esta práctica se quedaría en algo superficial y vacio de significado, son una serie de principios que respaldan el crecimiento y el desarrollo espiritual.

Vinyasa

El sistema de vinyasa es el elemento más importante en la práctica de asanas en Ashtanga. Vinyasa consiste en sincronizar la respiración con el movimiento de tal manera que cada vez que realizamos un movimiento éste va sincronizado con una inhalación o una exhalación. El más claro ejemplo de este sistema de vinyasa lo vemos en los saludos al sol, el punto de partida de la práctica. El Saludo al Sol A tiene 9 vinyasas y el B tiene 17 vinyasas: vinyasa 1 inhalando sube los brazos y junta las plamas de las manos, vinyasa 2 exhalando bajas llevando las manos al suelo al lado de los pies, etc… Después de los saludos al sol A y B, cada postura (asana) tiene también un número exacto de vinyasas. Por ejemplo, Padangusthasana, la primera postura, tiene 3 vinyasas.

La finalidad del vinyasa es limpiarnos, descontaminarnos por dentro. La combinación de asanas, respiración y movimiento aumentan la temperatura corporal haciendo que la circulación sanguinea sea más fluida, permitiendo así la eliminación a través del sudor de toxinas y metales pesados a los que estamos constantemente expuestos y que causan un gran daño al sistema central nervioso, endocrino, cardiovascular e inmunológico. Si seguimos el sistema de vinyasa lograremos tener un cuerpo sano y fuerte y consecuentemente nuestra salud mental también se vera positivamente influenciada.

Bandhas

Son de gran importancia en el sistema de vinyasa mula bandha y uddiyana bandha. Los bandhas son contracciones intencionadas de ciertos músculos para incrementar la corriente de energía en el cuerpo aportando salud y fuerza. Para que la respiración y las asanas sean efectivas los bandhas deben estar presentes durante la práctica.

Drishti

En último lugar, y no por ello menos importante que el resto de elementos anteriormente mencionados, tenemos el drishti. El drishti hace referencia a un punto concreto al que tenemos que dirigir la mirada en cada postura. Esta herramienta nos ayuda a concentrarnos, a profundizar más en la postura y en la práctica misma, colaborando en alcanzar el estado de paz mental que buscamos al practicar yoga.